Diario Chipiona -      
    Diario Chipiona -  Santos:Ester
Chupa Chups garantiza su presencia en España tras su venta a una multinacional

La empresa Chupa Chups ha afirmado hoy que, tras la venta de todo el grupo catalán a la multinacional italiano-holandesa Perfetti Van Melle, mantendrá su sede central en Cataluña y sus principales instalaciones de producción en España.

En un comunicado, la empresa catalana, propiedad hasta ahora de la familia Bernat, ha confirmado hoy el acuerdo que ha alcanzado con Perfetti Van Melle, por el cual esta multinacional adquirirá el cien por cien del grupo español "con el objetivo clave de reforzar la posición de liderazgo de sus marcas: Chupa Chups y Smint".

Fuentes de Chupa Chups y Perfetti van Melle han indicado hoy que, por el momento, "no se va a hablar del precio" de esta operación empresarial aunque el diario La Vanguardia la cifra hoy en unos 400 millones de euros.

Chupa Chups afirma que el cambio de propiedad en esta emblemática empresa catalana potenciará la competitividad de la sociedad resultante en el sector de la confitería, que "registra un rápido proceso de integración global".

La decisión de vender se ha tomado "tras un profundo proceso de análisis por parte de Chupa Chups que, dentro de su plan estratégico, inició hace meses la búsqueda de posibles aliados para mejorar y consolidar su posición de mercado en determinadas zonas geográficas", afirma la empresa.

Tras estudiar diversas alternativas, el grupo catalán ha optado por la multinacional italiano-holandesa, de la que ya era socia en Reino Unido y Alemania, y que se considera como la "mejor aliada posible para alcanzar los objetivos estratégicos".

Perfetti Van Melle es una compañía que produce y distribuye productos de confitería y chicles en unos 130 países con marcas como Mentos, Happydent y Frisk, entre otras, y cuenta con unos 12.000 trabajadores en centros de Europa, Asia-Pacífico y América.

Este grupo tiene su sede central en Lainate (Italia) y en Breda (Holanda), aunque Chupa Chups ha asegurado hoy que, tras la compra, se mantendrá la sede central en Cataluña y sus instalaciones en Villamayor (Astúrias) y Sant Esteve Sesrovires (Barcelona) así como los centros de innovación y mercadotecnia de la nueva empresa para las marcas Chupa Chups y Smint.

El acuerdo confirma, asegura la empresa catalana, el respeto a los compromisos alcanzados en su momento por Chupa Chups, tanto con los trabajadores y sindicatos como con la administración central, autonómicas, locales y organismos públicos, "con el compromiso especial de llevar a cabo las inversiones previstas en la nueva fábrica de Sant Este Sesrovires", se indica en el comunicado empresarial.

Asimismo, los hasta ahora propietarios, Xavier y Marcos Bernat, continuarán cooperando con la nueva compañía durante un periodo de tiempo que no se ha determinado para asegurar una "integración ordenada y suave" de ambas empresas, a solicitud de Perfetti Van Melle, han confirmado las citadas fuentes.

Xavier Bernat, presidente de Chupa Chups, indica en el comunicado que la operación "supone reforzar la situación competitiva de la empresa y asegurar un brillante futuro para sus marcas en todo el mundo, representando, además, una excepcional oportunidad para sus empleados y el futuro de sus centros industriales".

El presidente de Perfetti Van Melle, Augusto Perfetti, ha precisado, por su parte, que "la adquisición de un grupo tan importante representa un esfuerzo significativo de nuestra posición como compañía de confitería en el mundo y, en concreto, nos facilita una diversificación adicional en el segmento de los caramelos", además de "hacer crecer nuestro potencial de ventas y de distribución".


   


Diario Chipiona
Contacte con nosotros