Diario Chipiona -      
    Diario Chipiona -  Santos:Verónica
La Casa Blanca aclara que no habrá una respuesta militar tras el lanzamiento de misiles norcoreanos

El Gobierno norteamericano ha confirmado el lanzamiento de prueba de al menos seis misiles por parte del Ejército norcoreano, uno de ellos capaz de alcanzar suelo norteamericano pero aclaró que Estados Unidos no respondería mediante la intervención militar a los tests llevados a cabo hoy miércoles por el Gobierno de Pyongyang.

Esta es la primera confirmación oficial en relación al número de proyectiles lanzados. Las primeras informaciones situaban en cinco el número de lanzamientos, mientras que la agencia de noticias surcoreana Yonhap afirma que al menos 10 misiles han sido probados, citando fuentes del servicio de Inteligencia de Corea del Sur.

   La administración Bush ha lanzado una respuesta diplomática que ha calificado las pruebas de "comportamiento provocador", pero también dejó claro que no reaccionaría emprendiendo acciones militares, porque estos tests no suponían una amenaza inmediata a Estados Unidos.  

   "Consideramos estas pruebas un comportamiento provocador", informó el consejero de Seguridad Nacional, Stephen Hadley, durante una entrevista telefónica.

   Hadley confirmó que los seis misiles fueron lanzados en un espacio de cuatro horas, incluyendo un proyectil modelo 'Taepodong-2' que podría alcanzar Estados Unidos. Sin embargo, Hadley también confirmó que el misil de largo alcance falló, por motivos todavía no aclarados, a los 35 segundos del despegue. Los primeros lanzamientos tuvieron lugar a las 20.33 h. del martes (hora peninsular española) y terminaron a las 00:31 h. de hoy (hora peninsular española).

   El asesor del presidente Bush confirmó además que los otros misiles lanzados, de un alcance más corto, cayeron en el mar de Japón.

   El presidente Bush, que se encontraba celebrando la fiesta del Día de la Independencia en la Casa Blanca, fue informado de las pruebas y se reunió con el secretario de Defensa Donald Rumsfeld, y con la secretaria de Estado, Condoleezza Rice.

   "El presidente no estaba sorprendido porque lo había visto venir", afirmó Hadley. "Creo que su instinto le dice que estas pruebas son señal del desafío que Corea del Norte quiere enviar a la comunidad internacional.

   Hadley consideró que entre los motivos de las pruebas se incluye el deseo de llamar la atención internacional sobre las negociaciones nucleares, más centradas en el caso iraní que en el norcoreano, donde las conversaciones multilaterales han llegado a un punto muerto.



   


Diario Chipiona
Contacte con nosotros