Diario Chipiona -      
    Diario Chipiona -  Santos:Verónica
Varios miles de personas arroparon a los familiares de las víctimas del accidente de metro durante el funeral

Varios miles de personas se concentraron ayer en los alrededores de la puerta principal de la Catedral de Valencia, donde se celebró el funeral por las 41 víctimas mortales del accidente de metro registrado el lunes en la capital, para arropar y dar apoyo a los familiares de los fallecidos. A la homilía asistieron los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el jefe del Consell, Francisco Camps, entre otras autoridades.

Los familiares llegaron sobre las 18.30 horas de ayer a la seo, en cuya entrada recibieron la ovación del numeroso público que se concentraba en la zona. Entre muestras de dolor, hicieron su entrada en el templo, acompañados por miembros de Protección Civil y Cruz Roja como apoyo y asistencia. Los parientes siguieron la homilía desde el centro de la catedral y a los laterales se fueron situando las diversas autoridades.

   Los balcones de los alrededores de la Puerta de los Hierros de la seo, por donde accedieron los asistentes al funeral, lucían 'senyeras' y banderas del Vaticano, alusivas a la próxima visita del Papa a Valencia, a las que se habían añadido crespones negros en señal de luto. Además, las campanas de la torre del Miguelete ofrecieron, en memoria de las víctimas, el 'Clamoreo', un toque de difuntos del siglo XV interpretado en circunstancias especiales por la muerte de personalidades destacadas o colectivas.

   Los Reyes, que llegaron sobre las 18.55 horas de ayer, fueron recibidos por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el jefe del Consell, Francisco Camps, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, quienes conversaron durante unos instantes con los monarcas, vestidos de riguroso luto, al igual que la mayoría de las autoridades que asistieron a las exequias.

   A la llegada de los Reyes, el silencio reinante en la plaza de la Reina, donde se encuentra la puerta principal de la seo, fue sólo interrumpido por los aplausos dirigidos a los monarcas por las personas que se congregaron en las inmediaciones a la espera del comienzo del funeral.

   El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, junto con su esposa, llegó sobre las 18.40 horas de ayer a la Catedral de Valencia. También le acompañaban el vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, y el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, en representación del conjunto del Ejecutivo.

   En el exterior del templo había instalada una pantalla gigante en la que se transmitía la misa en directo. Enfrente de la misma se congregaron cientos de personas que siguieron en absoluto silencio la homilía, provistos de abanicos y gorras debido a las altas temperaturas. Entre los asistentes había gente de todas las edades, religiosos, voluntarios del Encuentro Mundial de las Familias (EMF), algunos de los cuales lucían crespones negros en las camisetas identificativas, y extranjeros que se encuentran de visita en Valencia.

   PÉSAME A FAMILIARES

   Al término de la misa, los Reyes se acercaron a saludar y expresar sus condolencias a los familiares de los fallecidos y a alcaldes de municipios de la Comunitat con víctimas del siniestro. Al salir del templo, recibieron una ovación por parte del público que asistió al funeral. Tras los monarcas, abandonó la Catedral el presidente del Gobierno, quien caminó unos metros con Rita Barberá, rodeándole con el brazo para mostrarle su apoyo.

   Tanto en el exterior como en el interior de la Catedral se encontraban efectivos de Cruz Roja, Protección Civil y del Cuerpo Italiano de Socorro de la Orden de Malta (Cisom).

   También asistieron a la misa el presidente del Congreso, Manuel Marín, los ministro de Economía y Administraciones Públicas, Pedro Solbes y Jordi Sevilla, respectivamente, el presidente del PP, Mariano Rajoy, los ex presidentes de la Generalitat Joan Lerma, Eduardo Zaplana y José Luis Olivas y el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares.

   Rajoy llegó acompañado por el vicepresidente del Consell, Víctor Campos y otros miembros del Ejecutivo valenciano, así como de los diputados del PP José María Michavila y Ignacio Gil-Lázaro, y el presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra.

   La comitiva de autoridades estuvo también formada por los alcaldes de Madrid y Barcelona, Alberto Ruiz Gallardón y Joan Clos, respectivamente, el presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, y el conseller de Relaciones Institucionales y Participación de la Generalitat de Cataluña, Joan Saura, así como los alcaldes de Alicante y Castellón, Luis Díaz Alperi y Alberto Fabra, respectivamente.

   También acudieron el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, el secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla, la diputada en el Congreso y candidata a la alcaldía de Valencia por el PSPV, Carmen Alborch, el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Antoni Bernabé,  y el subdelegado del Ejecutivo en Valencia, Luis Felipe Martínez. La corporación municipal y todos los miembros del Ejecutivo valenciano, así como diputados autonómicos, asistieron a la misa.

   En la puerta de los Hierros lucían cuatro coronas de flores, dos de ellas del Valencia C.F, una de la Generalitat de Cataluña y otra del Ayuntamiento de Benidorm (Alicante), además de un centro de flores ofrecido por inmigrantes rumanos.



   


Diario Chipiona
Contacte con nosotros