Diario Chipiona -      
    Diario Chipiona -  Santos:Ester
Francia e Italia jugarán el domingo una final inédita en la historia de los mundiales

La final del Mundial de Alemania que protagonizarán Italia y Francia no tiene antecedentes históricos y es por tanto inédita, ya que desde que en 1930 comenzara la historia del Campeonato del Mundo en Uruguay nunca se han enfrentado en el último y definitivo partido.

A priori la favorita podría ser Italia, avalada por la experiencia de la que será su sexta final mundialista y después de eliminar al anfitrión del torneo, Alemania (0-2). Sin embargo, enfrente estará Francia que llega 'exaltada' por su transformación desde que comenzó el torneo tras deshacerse de España, Brasil, la gran favorita, y Portugal, y viviendo los resquicios de su época dorada.

   Es su historia la que le da el papel de favorita a Italia. La primera final que disputó la selección 'azurra' en un Mundial fue en su país en el año 1934. Entonces, Italia estaba gobernada por Benito Mussolini, lo que propició que Uruguay, campeón en el Mundial de 1930 tras imponerse a Argentina (4-2), rechazará su concurso en el torneo. Sin embargo, la final no defraudó e Italia se impuso en la prórroga a Checoslovaquia, merced a un tanto de Schiavo.

   El potencial de los jugadores 'azurri' se encontró corroborado cuatro años más tarde en el Campeonato del Mundo de Francia (1938). Con la Segunda Guerra asomando a Europa, Italia se tomó un respiro y firmó su segundo trofeo. Bajo el lema "vencer o morir" expresado por su 'duce', los futbolistas italianos no podían fallar y vencieron en la final a Hungría (4-2), tras un gran partido del mediapunta Piola, autor de dos tantos.

   Italia necesitó esperar 22 años después para regresar a una final mundialista. Fue en México 70', pero sucumbió ante el potencial de la 'canarinha', dirigida por Pele (4-1). El golpe recibido no fue letal para el país transalpino que doce años después en España, se rehizo y se alzó con su tercer Mundial, bajo el mando del goleador Giussepe Rossi, pichichi del torneo con seis goles, y con una final inolvidable ante Alemania en el Santiago Bernabéu.

ITALIA JUEGA UNA FINAL CADA 12 AÑOS

   Italia se agarra a la máxima de disputar una final cada tres mundiales. Tras las jugadas en 1970 y 1982, la 'azzura' regresó al olimpo del fútbol en el Mundial de Estados Unidos 94'. Con un extraordinario torneo, donde eliminó a España en cuartos de final (2-1), la generación de Roberto Baggio, Franco Baresi o Roberto Donadoni se plantó en la final ante Brasil. Sin embargo, el infortunio de la tanda de penaltis, donde falló Baggio, le impidió lograr su cuarto trofeo.

   En contraste, la selección gala vive una década de ensueño que tuvo su punto álgido en el Mundial celebrado en su país en el año 1998. La era de Zidane, escoltado por Patrick Vieira o Liliam Thuram, tocó techo al derrotar a Brasil en la final de Saint-Denis (3-0). Ni jugadores como Platini, Giresse o Papin lograron los triunfos que este grupo de futbolistas están logrando en los Campeonatos del Mundo.

   Los años parece que no pasan y vuelven a una final de un Mundial, cuando muchos ya parecían haberles olvidado. Únicamente con el fracaso del torneo celebrado en Corea y Japón y con la Eurocopa de Portugal, los 'bleus' empañaron sus resultados. No tienen freno, y ahora con Raymond Doménech están en disposición de igualar el triunfo de Aime Jaquet en 1998.



   


Diario Chipiona
Contacte con nosotros