Diario Chipiona -      
    Diario Chipiona -  Santos:Pedro y Pablo
Ibarretxe pide "perdón" a las víctimas del terrorismo por la "lejanía" de los poderes públicos

El lehendakari Juan José Ibarretxe pidió hoy "perdón" a las víctimas del terrorismo por la "lejanía que, a veces han sentido de los poderes públicos".

En un acto de homenaje a las víctimas en Barcelona, la directora de la Oficina de Atención a Víctimas del Terrorismo dependiente del Gobierno vasco, Maixabel Lasa, leyó una carta de Ibarretxe dirigida en especial a la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terrorists (ACVOT).

   En el escrito, el lehendakari lamenta la "soledad" en la que "en muchas ocasiones" las víctimas han tenido que "sobrellevar el dolor por la pérdida de seres queridos".  Por ello, y en nombre del pueblo vasco, reafirmó su "compromiso de construir el futuro de nuestra convivencia desde la memoria, la justicia y el reconocimiento del daño causado a las víctimas".

   En este sentido, reconoció el "papel esencial" de las organizaciones de víctimas en el proceso de paz que se abre con la probable negociación entre el Gobierno español y Batasuna.

   Igualmente, Ibarretxe admitió que la "vergüenza y el horror recorrieron como un escalofrío la espina dorsal del pueblo vasco", así como por "cada uno de los asesinatos cometidos por ETA utilizando nuestro nombre" y trasladó a las víctimas su "solidaridad".

   Estas palabras fueron muy agradecidas por el presidente de la ACVOT, Santos Santamaría, quien, saltándose el orden protocolario, quiso intervenir inmediatamente después de la representante del Gobierno vasco. Santamaría aseguró que el "gesto" de Ibarretxe "le honra", por lo que espera que "sea consecuente" con sus palabras.

   En este mismo sentido, el portavoz de ACVOT, Robert Manrique, anunció que próximamente las víctimas de ETA de fuera de Euskadi o las que se han marchado de allí recibirán "el mismo trato" que las que todavía viven en el País Vasco.

   El reconocimiento de Ibarretxe llegó el mismo día que se cumplen 19 años del brutal atentado etarra en el Hipercor de Barcelona, el 19 de junio de 1987, en el que murieron 21 personas y otras 45 resultaron heridas de consideración. Aunque la banda alertó de la colocación de la bomba minutos antes, no precisó su posición y los vigilantes de seguridad, al no encontrarla y considerarlo una falsa alarma, decidieron no desalojar el edificio.

   Este sigue siendo el mayor atentado de la historia de la banda y el segundo más sangrante de la historia de España después del 11-M en Madrid, perpetrado por fundamentalistas islámicos.

   El acto, que se celebra cada año junto al monumento de homenaje a todas las víctimas terroristas erigido cerca del Hipercor, congregó a cerca de un centenar de personas, además del conseller de Relaciones Institucionales, Joan Saura, y la de Interior, Montserrat Tura.

   LA GENERALITAT RECONOCE LA LABOR DE ACVOT

   La conmemoración empezó con las notas emotivas del himno 'El cant dels cors' (El canto de los corazones), compuesto por Jordi Méndez, víctima de Hipercor. A continuación se leyeron diversos comunicados de asociaciones autonómicas de víctimas del terrorismo, que hicieron llegar su apoyo y solidaridad a las víctimas catalanas.

   Las diversas asociaciones, agrupadas en la Federación de Asociaciones Autonómicas de Víctimas del Terrorismo, insistieron en la importancia de no olvidar a las víctimas durante el proceso de paz y que apuestan por el futuro aunque con "un gran espejo retrovisor". En este sentido recordaron que "la negociación no puede hacerse sin cumplir las leyes", aunque también criticaron a los "ajenos a la tragedia" que "utilizan nuestro nombre en su beneficio". Respecto a los etarras, algunos representantes aseguraron que "no podemos perdonar si no piden perdón".

   Por su parte, el director general de la Oficina del Alto Comisionado de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo, José Manuel Rodríguez Uribes, elogió el papel de las organizaciones de afectados. En representación del alto comisionado, Gregorio Peces-Barba, les animó a "seguir trabajando" para curar las heridas abiertas y que "puedan llevar la cabeza bien alta".

   Respecto al proceso de paz que "empezará pronto", elogió la actitud "valiente" de todos y en especial del presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero. Asimismo, se mostró optimista, porque "nos encontramos ante la mejor oportunidad" para pasar de "la pesadilla del terror al noble sueño de la paz, que incluye la libertad y la democracia".

   La consellera de Interior, Montserrat Tura, también alabó la postura de la ACVOT "por no intentar nunca querer llenar el vacío --que dejan las víctimas-- que no se puede rellenar". Admitiendo que se pueden haber sentido "solos", aseguró que el gobierno catalán "quiere intentar acompañaros". Finalmente, instó a ser "valientes" y a "depositar confianza en el proceso de paz" para que "no vuelvan a existir infiernos" como el de Hipercor.

   Por su parte, el conseller Joan Saura consideró el acto de hoy "imprescindible" para no olvidar a las víctimas, rechazar la violencia y mostrar esperanza ante la paz. Igualmente, agradeció el trabajo de la ACVOT en favor de las víctimas, trabajo "no siempre reconocido".

   En el acto también intervino el periodista Josep Cuní quien, en nombre de la ciudadanía catalana, recordó que la "consternación" del atentado del Hipercor "hizo abrir los ojos" a muchos catalanes que "se resistían a condenar" los atentados de ETA hasta entonces.

   El periodista catalán también se solidarizó con las víctimas y aseguró que han sido "una voz castigada", que no deben de hacer "política activa" aunque "por desgracia, saben de qué hablan". Su voz, según Cuní, "tiene que pesar sobre el que se siente ante los terroristas, pero no para evitarlo". En este sentido, agradeció a la ACVOT "el esfuerzo de renuncia" y la "ayuda" a la sociedad para construir la paz. "Nos dan una lección de solidez, civismo y comprensión", aseguró.

   Cuní también se refirió al proceso de paz que se abre, ante lo que mostró una "esperanza moderada". Sin embargo, aseguró que el terrorismo no desaparecerá con ETA.

   El acto terminó con el popular 'Cant dels ocells' y la ofrenda de dos coronas de flores y decenas de claveles blancos por parte de todos los presentes.

 




   


Diario Chipiona
Contacte con nosotros